»» Orígenes del estadio

ANTECEDENTES

El Club contaba con una manzana y además, terrenos enfrente, sobre calle Salta y Cnel. Lagos, donde se jugaba fútbol, básquet y tennis.-

598true thumbnails bottomright 364true 800http://www.ca9dejulio.com/wp-content/plugins/thethe-image-slider/style/skins/white-square-2

Cargando imágenes, espere un momento por favor
  • 5000 slideright true 60 bottom
    Slide1
    Cancha de Tenis
  • 5000 slideright true 60 bottom
    Slide2
    Construcción de la Pileta
  • 5000 slideright true 60 bottom
    Slide3
    Construcción de la Pileta
 
 
 

 

Hacia el año 1936 empieza a madurar  la idea de contar con un terreno propio y más amplio, donde desarrollar todos los deportes y en especial, construir una pileta de natación, que era una vieja aspiración y además, una necesidad para Nueve de Julio.- Parecía una empresa imposible, por los costos, pero por iniciativa de un importante número de socios, la C.D. convoca a asamblea extraordinaria para el día 24 de junio, a efectos de tratar el tema, que tanto interés había despertado.-

Con gran entusiasmo, se crearon comisiones encargadas de estudiar el  terreno a comprar, la forma de financiación y los anteproyectos de obras a realizarse.-

Concluidos los estudios preliminares y consultas, se convoca a otra asamblea extraordinaria para el día 18 de junio de 1938, que despertó singular interés entre los asociados, con una tan numerosa como entusiasta concurrencia.-

La comisión de estudios brindó una detallada información y finalmente se decidió la compra de una quinta de 4 hectáreas, 94 áreas y 97 centiáreas, prácticamente 5 hectáreas, ubicadas en la “prolongación“ de la avenida Mitre, frente al parque, a dos cuadras del pavimento, según consta en el acta respectiva.- El precio no era demasiado caro porque el predio estaba alejado del centro y porque existía un bajo muy pronunciado y anegado.-

LA COMPRA DEL TERRENO

La compra se efectuó por $ 12.000 m/n, monto que surgiría de una rifa de dos autos, uno de los cuales no fue sorteado y pudo ser vendido.- Entre el producido de la rifa, de bailes y de romerías y de donaciones, se recaudaron $ 14.485.- Fue escriturado el 19 de septiembre de 1938.-

El arquitecto Rafael Viñas, de la Dirección de Educación Física de la Provincia presentó un ante proyecto de obras, que fue base del llamado a licitación, siendo elegido el del ingeniero Luis A. Herbín, que incluía una pileta de natación para mayores y otra para niños, una cancha de fútbol con pista de atletismo, tres de tennis con tribuna, una de básquet, una de bochas, una de pelota a paleta y un edificio con vestuarios, administración, sala médica y cantina.- La idea era hacer la obra por etapas, sujeta a los recursos con que se pudieran contar, con un  presupuesto  que  seguramente  no  estaba  a su alcance: ascendía a $ 362.050 m/n, para la obra completa (!!!).-

Nuestro asociado, Dr. Manuel Osores Soler, quien era Diputado Nacional, gestiona en el gobierno un subsidio de $ 30.000, que fue aprobado por ambas Cámaras a pagar por certificados de obra; y se gestionó otro en la Provincia, a través del Senador Provincial Dr. Pablo Subirá.-

COMIENZAN LAS OBRAS

Previa licitación, se contrata a la empresa constructora de Héctor Bai e hijos y de inmediato se inician las obras de nivelación del suelo, forestación y alambrado perimetral, con un costo de $ 5.000.-

En la primera etapa se dispuso la construcción de las piletas, trampolines, terraza, vestuarios, conexión de agua y desagües, por un valor de $ 32.550, a pagar de la siguiente forma: $ 15.000 con la primera entrega del subsidio; $ 5.390 que tenía previsto el Club para esta finalidad y los $ 12.160 restantes, mediante un bono con rescate anual, denominado “Títulos del Empréstito Interno 1940 – Pro Estadio del C.A.9 de Julio”, series A y B de $ 10, $ 50 y $ 100.- Total emitido por $ 20.000.

La nivelación de los terrenos estuvo a cargo del agrimensor Santiago Cardinal, quien igual que los escribanos y demás profesionales que intervinieron, donaron sus honorarios.-

Colocaciòn de la piedra fundamental

 

Al año siguiente, el 10 de junio se cumplieron las Bodas de plata del Club y como acto central, fue colocada la piedra fundamental del futuro Estadio, luego de una serie de actividades deportivas, culturales, sociales y la gran cena con la que los asociados celebraron los primeros 25 años de vida.-

Hubo que rellenar los bajos y nivelar el terreno; el ritmo de obra fue acelerado y se contó de inmediato con los fondos para pagar la primera etapa prevista, de modo que se decidió su inauguración para el año siguiente.-

LA INAUGURACIÓN

La inauguración tuvo lugar el día 22 de diciembre de 1940, con una ceremonia que fue todo un acontecimiento para la ciudad, contando con la presencia del Secretario de Gobierno de la Provincia, Dr. Eduardo Ortiz; los Diputados Nacionales Ismael López Merino, presidente de la Comisión de presupuesto, Martín Noel, de la de Obras Públicas y Manuel Osores Soler, los tres participantes en el otorgamiento del subsidio.

bendición

También estuvo el Director Provincial de Educación Física, profesor Remigio Rodríguez Jurado, el Intendente Municipal, casualmente ex presidente del Club, don Ramón N. Poratti y fueron bendecidas las obras por el Cura Párroco, Domingo Güida ante una gran concurrencia.- Fue un legítimo orgullo para los socios.- Dentro del amplio programa inaugural se realizó un festival de natación, de water polo y de saltos ornamentales, con una nutrida delegación de los clubes Hindú de la Capital Federal y Jockey Club de La Plata, con figuras de nivel internacional como el campeón sudamericano, Marcelo Méndez.- Y también para la inauguración de las canchas de tennis, estuvo el campeón olímpico, Raúl Susseret y primeras figuras del tennis Nacional como Adhemar Echeverría y Carlos Bailán, del Law Tennis Club de Buenos Aires.-

Como estaba previsto, se construyeron las piletas de natación, administración, vestuarios, cantina; además, piletas para menores, tres canchas de tenis, cancha de bochas y la cancha de fútbol.-