»» Anecdotario histórico

ÉPOCA DE LA FUNDACIÓN DEL CLUB

(usted deberá transportarse imaginariamente, para ubicarse en el año 1914)

588false thumbnails bottomright 364true 800http://www.ca9dejulio.com/wp-content/plugins/thethe-image-slider/style/skins/frame-black

Cargando imágenes, espere un momento por favor
  • 4000 slideright true 60 bottom
    Slide3
    Mitre esquina Libertad
  • 4000 slideright true 60 bottom
    Slide4
    Municipalidad año 1910
  • 4000 slideright true 60 bottom
    Slide1
    San Martin esquina Libertad
  • 4000 slideright true 60 bottom
    Slide5
    Iglesia
  • 4000 slidenbounceright true 60 bottom
    Slide5
    Bancos de la plaza
 
 
 
 
 

“Corría el verano de 1914.- El mundo se debatía en el mayor choque de ideas vivido hasta entonces y se convertía en la más cruel y horrible guerra mundial.-

El País vivía momentos de efervescencia: Buenos Aires pulsaba las palpitaciones de un vuelco político inminente y todo era ansiedad, confusión, inquietud….

Y allí lejos, enclavado en el lejano oeste Bonaerense, un pueblito, con reminiscencias de vieja y pequeña aldea y con ansias y pretensiones de futura gran ciudad, vivía el ensueño tranquilo de sus propias inquietudes, de sus propios pequeños grandes problemas.-

Las sombras de la noche han caído sobre el pueblo como una bendición de paz y sosiego, una suave brisa fresca y vivificante reconforta los espíritus luego de la sofocante jornada de labor.-

Las veredas se van poblando poco a poco de sillas y sillones, ha llegado la hora de “tomar el fresco” y los vecinos poco varían sobre el tema del tiempo o de la carestía de la vida.-

Pero hay una juventud que escapa al tedio general de esa noche de verano.- En el medio del pequeño pueblo, una plaza, una plaza verde de árboles y de pasto, una plaza que canta en las noches su canción de cigarras, una plaza con bancos confidentes.- Y en un banco, una barra, una barra de muchachos, una barra de muchachos millonarios, millonarios de quimeras …. de ilusiones …. de esperanzas.

Y en las sombras de la noche, el humo de los cigarrillos se pierde en el vacío junto a las historias de esa barra de muchachos, las leyendas y las risas y disputas que iban quedando atrás como la historia de aquel viejo criollo que un día, pasando a caballo vio a ese grupo de muchachos pateando una pelota:

–  Y eso ? Qué es eso ?

–  Y …. una pelota.-

–  Una pelota ? Y para que la patean, pues ?  O es que no les sirve ?

–  Cómo para qué sirve ?  Para hacer goles !

–  Para hacer qué ?

–  Para hacer goles !

–  Goles ?  Y a patadas ?  Linda manera de hacer las cosas …

Y con la eterna protesta de que los muchachos de ahora no son como los de antes, se alejó al tranquito de su caballo.-

Pero estas eran historias, las del juego del “inglés loco” y ya han ganado el interior, todos conocen la palabra “foot ball” y en 9 de Julio muchos ya lo juegan.-

Y la barra, nuestra barra de muchachos lo comenta y quiere darle forma y mira hacia el futuro.-

Pasan las semanas, va cediendo el verde brillante del verano y de la paleta mágica del tiempo, surge en ligeras pinceladas la amarillenta hojarasca del otoño.-

Llega junio …. y un día surge la idea, espontánea, alegre, decidida: sí …. por qué no ?.- UN CLUB !, un centro que reúna a toda la juventud que tenga las mismas sanas inquietudes.-

Y así, en el silencio del atardecer pueblerino, los pasos presurosos y entusiastas de un grupo de jóvenes, era un canto de alegría, había un brillo distinto en sus ojos de miradas francas.- Había en sus rostros otra expresión emocionada de expectativas.-

Y de esta forma, mientras el pueblo dormía, estaba naciendo modesta, pero llena de entusiasmo y de sanas ambiciones, una institución, cuya reunión inaugural había sido iluminada por la tenue y vacilante luz de una vela.-

Las sombras de la noche cobijaron y repitieron en ecos lejanos los pasos presurosos de esos muchachos que volvían a sus casas con el corazón y la mente llenos de alegría y entusiasmo …. y hubo quienes esa noche no pudieron pegar un ojo.-

Mientras, afuera, las luces de las calles, como puntos suspensivos prolongaban esa noche hacia el futuro”.-

(Extraído de una nota escrita el 31 de mayo de 1951 por uno de los presentes en la asamblea constitutiva, Miguel B. Navello, luego activo dirigente del Club y además, Diputado Provincial y Nacional; a través de esta narración nos ubica en forma por demás gráfica en la geografía y en la época de la creación del Club).-

DE LA NOCHE DE LA FUNDACIÓN

También contado por Miguel Navello

“Se desarrollaba la reunión en la Imprenta “El Liberal”, el 10 de junio de 1914 y cuando se leía el acta constitutiva se produce un hecho sorpresivo: se apagaron las luces y la sala quedó en tinieblas.- Hubo que recurrir a la vacilante luz de una vela.- Era un augurio ? Tenía el hecho un significado misterioso que, a manera de vaticinio se adelantaba  a los destinos del club en formación ? Era un hado favorable o una fuerza maléfica la que intervenía tan inusitada como torpemente ? Vaya a saberse …. Tanto como descubrir qué pensaban en aquellos instantes quienes asistían a la reunión.-

Miguel Navello, en una cena en el club

 

Yo opino que ni hado ni espíritu maléfico, sino algo en las arterias circulatorias del fluido eléctrico.- Ya que afortunadamente, aquel recién nacido pudo recorrer el largo interregno de sus primeros años vigorosamente, para ofrecernos en la hora actual y como expresión de su prestigio, la fuerza numérica de sus asociados, el poder de sus obras y su tradición moral”.-

 

DE LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADIO

“El Club compra un terreno y ya surgen los detractores: – qué van a hacer allí ?, dónde se ha visto comprar una laguna para hacer una cancha de fútbol ! – Pero cuando hay voluntad de trabajo y cariño por lo que se hace no hay obstáculos que no se puedan vencer y a eso, los detractores no lo han sabido nunca.-

Y comienza la gran obra; se precisa plata, mucha plata y el Club no la tiene; hay que salir a pedir y con la ayuda de los amigos que comprendan los objetivos del Club, con esfuerzos y sacrificios, se puede.-  Y una mañana fría rompe la muda quietud de la escarcha el frío cortante de la pala de buey y los tractores y los carros remueven la tierra y rellenan los bajos y nivelan las lomas y así surge el milagro; en las aguas de la laguna crece un soberbio estadio que es orgullo de todo 9 de Julio …. Y como un milagro más del trabajo del hombre, surge radiante a la luz de un verano el flamante estadio del C. A. 9 de Julio, maravillosamente hermoso.- Hay fiesta ese día en los corazones de aquellos luchadores que muestran ufanos una obra de la que hoy todos nos enorgullecemos.- Siguen pasando los años y Atlético crece y gana justos y honrosos prestigios.- Pasa a ser el decano de las instituciones sociales y deportivas de nuestro medio y nuestros muchachos, aquellos mismos que una noche lejana del verano de 1914 los encontramos bulliciosos, alegres de ilusiones y esperanzas, comienzan a peinar canas … o a no peinar nada … y ahí está “la laguna”, mirándolos como un enorme ojo estañado y allí están ellos, serenos y confiados, pero seguros del éxito de la empresa”.-

Emilio Adobatto

Nota de Emilio Adobato, escrita en el año 1950, referida a la construcción del Estadio, reflejando el sentimiento de los asociados y en especial el suyo, el de uno de los principales protagonistas de aquélla época (en la foto, Adobato hablando en un homenaje) .