»» Biblioteca

PRIMER BIBLIOTECA

Biblioteca en la sede frente a plaza Belgrano

 

Si bien el Club dio sus primeros pasos en torno del fútbol, no era la única actividad que interesaba a sus fundadores, quienes demostraron desde las primeras épocas sus inclinaciones culturales: en el artículo 1º del Estatuto, en su inciso b) dispone, entre las finalidades de la entidad: “formar y sostener una biblioteca popular”,  como expreso mandato para la Asamblea y para los directivos.

En 1915, en su segundo año de vida, el Club alquila una casa en calle Libertad 224, donde funcionaría la sede social; allí, se empiezan a recibir libros para lectura, alcanzando la cantidad de 88 ejemplares.- En el mes de agosto fue integrada una comisión encargada de su recepción y clasificación, para organizar una biblioteca que estuviera a disposición de todos los asociados: se encomendó la tarea a Francisco Divito, Alberto Hidalgo y José M. de la Plaza.

RECONOCIMIENTO COMO “BIBLIOTECA POPULAR”

Un paso importante se da en 1917, al mudarse a Libertad 321, al lado del Teatro Rossini: por la importancia que había adquirido y la cantidad de volúmenes que tenía este año obtuvo el reconocimiento del Ministerio de Educación de la Nación, declarándola en el mes de julio como “Biblioteca Popular”, con los beneficios y responsabilidades que ello implica. La sub Comisión ahora es presidida por Buenaventura N. Vita.

Se lanza un Bono de Empréstito interno y con su recaudación compra los muebles para la nueva sede, entre ellos, las estanterías para ubicar los libros: allí se asigna una habitación para sala de lectura, con una mesa y sillas, quedando de esta manera instalada su biblioteca pública, que fue creciendo con al aporte solidario de sus asociados y funcionando junto a la secretaría en las sucesivas mudanzas edilicias, como sucedió en 1935, cuando el Club se traslada a su última sede alquilada, en calle La Rioja, entre Vedia y Libertad: en la casa contigua a los salones sociales, fue instalada la biblioteca con una gran cantidad de volúmenes, entonces afiliada a la Asociación Nacional de Bibliotecas Populares.

BIBLIOTECA “JUAN BAUTISTA ALBERDI”

En 1937 presidía la sub comisión respectiva Justo Aramburu, acompañado por Pedro Díaz Súnico, secretario; Emilio Adobatto, tesorero y bibliotecario era Raúl Bolinaga. En el mes de febrero, se resuelve asignar el nombre de “Juan Bautista Alberdi” a la biblioteca, que funcionaría de 14 a 17 horas. Contaba ya con 1.500 volúmenes.

BIBLIOTECA “ANASTASIO PRIETO”

Anastasio Prieto

Hasta que en 1940, Eduardo Prieto, ex dirigente y ex jugador de fútbol del Club, acompañado de Francisco Benedetti y Emilio Adobatto, realizan una importante gestión familiar y con su consentimiento y el de sus hermanas  Consuelo Prieto de Grego, Adela P. de Perren, Emma P. de Grego y Amanda P. de González Fuentes, deciden donan el inmueble ubicado en H. Yrigoyen entre Mitre y San Martín (hoy ISETA) para la Sede social del Club, con el cargo de instalar una biblioteca que lleve el nombre de su padre, don Anastasio Prieto.-

El 31 de diciembre de 1940 se firmó la escritura traslativa del dominio en la ciudad de Buenos Aires, ante el Escribano Luis F. Catalá.
En 1943 la sub comisión estaba así integrada: Justo Aramburu presidente; Emilio Adobatto, vice; Ernesto Prieto Hayes, secretario; Jorge Malone, pro; Florindo Bocatti, tesorero, y vocales, Ilda E. Amerio, Haydee Adobatto, Angel Derossa, Abel Alzueta y Osvaldo Alonso.

La sede fue inaugurada el 8 de diciembre de 1956 y al mismo tiempo, con la presencia de la familia Prieto, se inaugura la nueva Biblioteca, en un salón exclusivo, muy bien acondicionado, con todo el mobiliario (mesas, sillas y estanterías) nuevo.-

Inscripta en CONABIP (Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares), con el nº 200, es sostenida básicamente por sus socios con el fin de brindar información, educación, recreación y animación socio-cultural mediante una colección bibliográfica y multimedial de carácter general y abierta a todo público.

NUEVA SEDE SOCIAL

Biblioteca en la nueva sede

Cuando se inauguró la nueva sede social en el Estadio,  el 18 de octubre de 1980, se le asignó una sala también exclusiva, en la planta baja, con amplios ventanales que dan al parque, lo que fue admirado por los inspectores de CONABIP, acostumbrados a las bibliotecas escondidas dentro de las sedes. Se trasladó todo el mobiliario y siguió funcionando, si bien se nota una merma en la cantidad de lectores porque el uso de las computadoras fue provocando un cambio en el hábito de las formas de a lectura.

Cuenta con 7.000 volúmenes, en su mayor parte producto de donaciones de asociados a lo largo de los años y además, ofrece el servicio de Internet.-

Actualmente, a raíz de modificaciones realizadas por la diversidad de las actividades, ha sido suspendido su funcionamiento, pero es un firme compromiso de las nuevas autoridades recuperarla a pleno, adecuándola a las expectativas modernas, pero preservando el mandato de la familia Prieto y las expectativas de los dirigentes que en el siglo pasado la crearon con tanto esfuerzo.