»» Los comienzos

ORIGEN DEL HOCKEY SOBRE CÉSPED EN EL CLUB ATLÉTICO 

 PRIMERA ETAPA

Corría el año 1985 y comienza a practicarse Rugby en el Club Atlético, promovido por personas de esta ciudad aficionados a este deporte, con el gran apoyo de un ex jugador Porteño, Pedro Ruggeroni, residente en 9 de Julio por razones laborales; se reunieron con el entonces presidente, Pepe Silvestre, quien los autorizó a utilizar la cancha auxiliar de fútbol para entrenar y los vestuarios y baños de la sede social.

Cuatro años más tarde, en 1989, un grupo de amigas de los jugadores de rugby, entre ellas Ana Tello, Maru Insúa, a quienes se agregan Tere Lizarralde, Cora Del Fabro, Victoria Caceras, Maru Carlos, Verónica Valls, Carolina Pagani, conversaban sobre la posibilidad de realizar algún deporte con el grupo y todas coinciden en el interés por el hockey, deporte que se había popularizado mucho en el País, sobre todo a partir de los éxitos de Las Leonas por todo el mundo. Y también participa uno de los jugadores de rugby, Javier Tomasín, que había practicado hockey cuando estudió en La Plata.

La idea llegó a oídos de Marines Ruggeroni, esposa de Pedro (ahora D.T. del equipo de Rugby del Club), quien se entusiasmó mucho porque ella había sido jugadora en un club Porteño y así decidieron convocar a otras chicas y fueron dando los primeros pasos; Marines invitó a una amiga suya quien viajó desde Buenos Aires munida de antiguos palos para darles las primeras charlas técnicas en el patio de la casa de Cora Del Fabro, como primer contacto con los elementos del deporte y luego de un par de reuniones, coincidieron en la necesidad de contar con un profesor que las dirija y a Ana Tello se le ocurrió proponerle la tarea a Pachi Cancelleri, a quien le gustó mucho la propuesta, porque él había jugado hockey durante sus estudios de Profesorado de Educación Física; así se hizo cargo y logró plasmar la idea para convertirla en acción y comenzaron con la preparación física y el aprendizaje básico, a la vez que definieron el uniforme, entrenando en la cancha auxiliar de fútbol/rugby conducidas por Pachi, con Javier Tomasín como su ayudante de campo; entrevistaron al presidente del Club, Pipo Abitante y acordaron que entrenarían y jugarían representando al Club, quedando por lo tanto autorizadas para usar libremente todas las instalaciones del Estadio.

Al grupo inicial se fueron sumando otras chicas, entre otras, Cecilia Poratti, Valeria Sendoya, María Rita Barroso, y al poco tiempo se formaron dos divisiones, resolviendo afiliarse a la Federación Bonaerense de Hockey. (1) (al final del texto se encuentran todas las fotos numeradas)

 

SEGUNDA ETAPA

Habiendo crecido la actividad y el interés por seguir creciendo, exigían mayor espacio y existían inconvenientes con el rugby, al tener que compartir el mismo lugar y muchas veces coincidían los días de partidos como local.

De modo que en 1992 resuelven buscar otro campo de juego y así arriban al Club Deportivo San Agustín, que les cede en alquiler su cancha auxiliar de fútbol, donde se instalan y con el tiempo, se van desarrollando en todas las categorías, compitiendo en los certámenes zonales de la Liga del Oeste, con sede en Henderson.

Pero transcurridos 21 años desde que se fueron, se va a repetir la historia, comenzando un proceso exactamente inverso, al generarse un debate entre dos posiciones: una por mantenerse donde estaban, un lugar muy limitado, de manera precaria y pagando un alquiler y la otra por buscar otro lugar superador, donde poder contar con un espacio propio, con posibilidades de crecimiento y sobre todo apuntando como objetivo final a una cancha de césped sintético, que no se podía construir en este lugar porque ni el Colegio ni el Club San Agustín son propietarios del inmueble, que pertenece a la Congregación Marianista y sería riesgoso semejante inversión en terreno ajeno.

Por eso a mediados del año 2013 se trata concretamente el tema entre dirigentes, jugadoras y padres, manifestándose partidarios del traslado la gran mayoría; y entonces vendría el paso más complicado, porque habría que decidir adónde: en lo posible, a un lugar que no tengan que compartir y con garantías suficientes como para establecerse, invertir y seguir creciendo: algunos dirigentes y padres propusieron el campo de deportes de la Escuela Técnica, donde hay varias canchas de fútbol y entonces no habría que construir nada, sólo poner los arcos, lo que fue hablado con el Director Francione, quien accedió gustoso pero la mayoría lo descartó porque el lugar es inconveniente dada la distancia y el peligro del acceso cercano a la ruta 5, sobre todo para las chicas que van en bicicleta y además, el terreno debe pertenecer al Ministerio de Educación; otros se inclinaron por el Autódromo y se reunieron con el dirigente Carlos Pettinari, quien también estuvo de acuerdo pero tampoco prosperó, porque nadie sabía de quién es el predio, que no estaba parquizado y además, está ubicado muy lejos de la ciudad; y a la gran mayoría de los padres les gustó la idea del Campo de Golf del Club Atlético, por considerar que pertenece a un club serio y porque creyeron que el predio es el ideal, en todo sentido, por su cercanía, por las posibilidades de crecimiento y por el paisaje que lo rodea, que es espectacular (2); finalmente y por amplia mayoría se decidieron por esta opción, de modo que quedaron en ponerse en contacto con los directivos del Club para analizar la factibilidad del proyecto. 

Así fue que en el mes de agosto, dirigentes del hockey de San Agustín, que al mismo tiempo eran allegados al Club Atlético, conversaron con el presidente de la Sub comisión de Golf, Marcelo Re, quien por su parte, de inmediato promovió una reunión en su negocio, invitando a Ariel Potente y a Abel de la Plaza, presidente y tesorero, respectivamente, de la C.D. del Club y por San Agustín fueron, Jorgelina Faure (presidente de la Sub comisión de hockey) y Daniela Frías, para analizar el proyecto, mostrándose todos muy de acuerdo, a cuyo efecto evaluaron la necesidad de realizar varias gestiones previas, sobre todo contar con la aceptación formal de los padres de las jugadoras y plantearle la desvinculación a San Agustín, por una parte y por la otra, el Club Atlético, debería tratar el proyecto en C.D. con su respectivo plan financiero, ver el lugar que se les asignaría y aspectos reglamentarios sobre derechos y obligaciones de ambas partes para el ingreso oficial a la entidad, tratándose de una actividad tan importante y además, informarle del proyecto a la sub comisión de Golf, si bien el “intermediario” en la reunión era su presidente, partícipe de las primeras reuniones.

 

REGRESO A CASA

El punto de inflexión fue la venida de Cachito Vigil a 9 de Julio, en el mismo mes, para una charla empresarial organizada por el dirigente de Atlético, Agustín Seisdedos: se aprovechó para hacer una reunión en el buffet del Club entre dirigentes y jugadoras de Hockey de San Agustín y directivos del Club, Potente, Federico Raineri, próximo presidente; de la Plaza y Seisdedos y se contó con la distinguida presencia del Técnico de la Selección Nacional, donde se ratificó todo lo que se venía conversando, acordando que se realizaría una reunión formal entre directivos del Club Atlético, de dirigentes de Hockey (San Agustín) y de la Sub Comisión de Golf de Atlético el día miércoles 21 de agosto, para tratar los detalles del proyecto entre los interesados directos. Vigil los alentó a llevar adelante el proyecto y de la construcción de la cancha de césped sintético, poniéndose a disposición. (3)

En la reunión convenida, estuvieron presentes varios dirigentes y los presidentes: del Club Atlético, de la sub comisión de Golf y de la sub comisión de Hockey, existiendo total acuerdo y se aclararon varios aspectos formales y reglamentarios del ingreso y sobre todo la asignación del lugar a instalarse, como así también de la futura convivencia en el predio entre ambos deportes.

En realidad se llevó a cabo un proceso muy responsable; por su parte, la dirigencia del hockey se reunió con Carlos Vélez, presidente del Club D. San Agustín, a quien le comunicaron la idea de concluir con el vínculo locativo, (no de “irse del Club”) aclarándole que no tienen quejas contra la entidad sino que la idea se basa en la necesidad de crecimiento y sobre todo, para la construcción de la cancha de césped sintético; lo entendió perfectamente y la desvinculación se produjo en términos muy cordiales, lo que luego fue ratificado por Potente y de la Plaza, quienes por su parte también se reunieron con Vélez, en representación de Atlético, quedando así en perfectos términos las relaciones institucionales.

El día 23, se realizó una asamblea con la presencia de más de 40 dirigentes y jugadores de Golf del Club, también realizada en el buffet, donde por unanimidad se aprobó la propuesta de compartir con el hockey de Atlético, el predio donde funciona la cancha de Golf, reconociendo que con esta determinación estaban renunciando a toda posibilidad de ampliarla hacia el lugar asignado, contiguo al driving sobre el lindero S.E. del campo; pero nadie se opuso, en un magnífico gesto de solidaridad. El concepto final de uno de los golfistas ilustró el sentimiento de los presentes, cuando manifestó que si bien todos eran conscientes que estaban firmando la partida de defunción de la ampliación de los hoyos, si era por el progreso del Club, debían estar de acuerdo.

Cabe destacar, que en el año 1990, cuando en el Club se decidió la compra del predio de 32 hectáreas y construcción de la cancha de golf, se aclaró que para la ubicación de los 9 hoyos, se ocuparían 22 hectáreas, quedando las 10 restantes para las demás actividades de Atlético, como lo mencionó el entonces presidente, Nené Arosteguy en el discurso de su inauguración.

El grupo de hockey solicitó reserva sobre el anuncio del proyecto porque debían comunicárselo ellos a los padres y que no se enteraran por la prensa. La reunión se llevó a cabo la semana siguiente en el salón planta alta del Club, donde ante una gran concurrencia hubo pleno acuerdo entre dirigentes y padres sobre este esperado proyecto, mostrándose todos muy satisfechos más que nada por las grandes posibilidades que se les presentaban en el nuevo lugar.

Ahora el grupo de hockey se encontraba en condiciones de formalizar su incorporación al Club, que sería dada a conocer en conferencia de prensa, siendo muy bien recibida la noticia por los asociados de la Institución y por la numerosa familia del hockey.

Coincidió con este proceso, la realización de la Asamblea General Ordinaria del Club, realizada el día 4 de septiembre, incluido el tema en el Orden del día y luego de los informes del presidente Potente y del próximo, Federico Raineri, y siendo aprobado por unanimidad tuvo forma institucional, quedando de esta manera oficializado el regreso de jugadoras, técnicos y dirigentes de hockey a su Club original.

Cumplidos todos estos recaudos, para completar las formalidades, las nuevas autoridades del Club (4)  y de la Sub comisión (5) firmaron un Convenio, con fecha 4 de octubre de 2013, donde quedaron asentados los derechos y obligaciones de las partes; y además, se estableció que los equipos continúan con sus respectivos certámenes, que están en plena marcha, de manera que la incorporación efectiva se realizaría en los primeros días de diciembre, al terminar la competencia, quedando de todos modos autorizados a utilizar para entrenamientos la cancha auxiliar de fútbol/rugby mientras se construye la cancha en el campo de Golf, si bien las tareas de mensura y nivelación de los terrenos ya podrían comenzar, como también la búsqueda de recursos para construir la cancha. Así se completó un proceso realmente responsable y cumpliendo todos los protocolos, estatutarios y muchos no reglamentados pero que imponía el sentido común. 

También entonces estaban en condiciones de ir gestionando la afiliación del Club Atlético 9 de Julio a la Asociación que determine la sub comisión, cancelando la que existía a nombre de San Agustín, salvo que esa entidad quisiera continuar con otras jugadoras: esto era importante porque si cancelan las afiliaciones las jugadoras quedan libres para incorporarse a la nueva entidad y si no, habría que pedir los pases de cada una abonando los respectivos aranceles.

Y así volvió a funcionar nuevamente el Hockey en el Club, de regreso a casa, después de 21 años de haberse mudado, desde luego con otras caras, muy renovado, pero con el mismo espíritu inicial, de profundo amor hacia el hockey.

Así fue que en el mes de enero de 2014, comenzaron los entrenamientos en la cancha de Rugby del Club (6), que provisoriamente compartieron, utilizando, además, todas las instalaciones del Estadio, salones, gimnasios, pileta de natación como lo hace la familia del Club Atlético, de la que ahora forman parte .

 

GALERÍA DE FOTOS

(1) foto del año 1989 de las jugadoras con Pachi Cancelleri y Javier Tomasín

(2) foto del paisaje de la cancha de Golf del Club visto desde la de hockey

(3) reunión de hockey y directivos del Club con Cachito Vigil

(4) foto de la reunión de directivos con la firma del convenio definitivo, a cargo de los presidentes: Federico Raineri, de Atlético 

y (5) Jorgelina Faure, presidente de la sub comisión de Hockey

(6) año 2014, primer entrenamiento de hockey en el Estadio, en la cancha auxiliar de fútbol