Se cumplió este mes el 40° aniversario de la inauguración de dos grandes obras del Club

20/10/2020                   En el año 1978, el Club contaba con un Estadio, donde se desarrollaban diversas actividades deportivas y por el otro lado, frente a plaza Belgrano, la sede social en la planta baja y un Piso de deportes en la planta alta; años más tarde vendida a la Provincia para el funcionamiento del ISETA.

Previamente, en una concurrida Asamblea realizada el día 24 de mayo de 1978, después de una larga discusión sobre la conveniencia de mantener al Club como estaba o unificar en el Estadio toda la actividad deportiva, social y administrativa, se decidió por esta segunda posición y la venta de la sede.

Se discutió mucho qué obras se realizarían, en qué lugares irían, cómo se financiarían y cómo se recaudaría, si bien el precio de la venta fue muy importante, no debería alcanzar por la alta inflación que había y porque habría mucho para hacer.

La escrituración se efectuó en la Escribanía General de Gobierno, en la ciudad de La Plata, el día 10 de agosto y el Club percibió el precio total convenido, pero con obligación de entrega de la posesión, lo que originó un problema imprevisto: hubo que resolver el lugar de funcionamiento de la sede social mientras durara la obra, el inmediato traslado y ubicación transitoria de la biblioteca, documentación, trofeos y mobiliario, como asimismo un lugar para el básquetbol, que entrenaba en el Piso de Deportes de la sede para participar en la Asociación de Junín.

Recibido el dinero, de inmediato se inician las obras en el Estadio, para construir una nueva edificación en la planta alta, sobre lo existente y una reforma amplia en la planta baja; y por otra parte, comenzó la construcción del nuevo gimnasio cerrado, con tribunas de cemento en sus laterales.

El buen manejo de los fondos, la celeridad de las obras y las economías en las compras, con mucho control, hizo que la inflación no afectara tanto y que se terminara la construcción sin haber endeudado al club.

Se informó que estaba cubierto el 100 % del costo de la obra, a través de exitosas operaciones financieras, más el producto de la venta de una casa que se había comprado para premio de una rifa, de carteles publicitarios y con los recursos naturales del club.

Resultó un acontecimiento social para la ciudad la inauguración de la Sede social y del Gimnasio, el día 18 de octubre de 1980 con cortes de cintas, bendición de ambas obras a cargo del Párroco, Padre Pedro Traveset y discursos del presidente del Club, Horacio Silvestre y del Comisionado Municipal, Antonio Garabano, con gran cantidad de asociados presentes, quienes recorrieron sorprendidos las nuevas instalaciones y concurrieron a la fiesta del Gimnasio, donde se disputó un partido de básquet profesional entre los primeros equipos de River y Boca, con todos sus titulares, que estaban compitiendo en la categoría superior de la Federación de Capital Federal; las tribunas estaban colmadas con espectadores de toda la región; el partido fue transmitido en directo por radio Rivadavia y cubierto por el periodismo oral y escrito nacional. 

Si bien la situación sanitaria actual no permitirá la realización de celebraciones, la comisión directiva, que preside Víctor Mafferetti, programa los recordatorios del acontecimiento.

el nuevo gimnasio en construcción

partido inaugural con al partido entre River y Boca

edificación donde se construyó la nueva sede

foto de la nueva sede social

 

       

 

 



Los comentarios se encuentran cerrados