Exitosa presentación de Marcelo Loffreda

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

vista del salón en la charla

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Federico, Loffreda y Diego

Con una exitosa convocatoria y excelente organización de parte de la Sub Comisión de Rugby de Club, se realizó el miércoles la reunión con Marcelo Loffreda, realizada en las instalaciones del Hotel & Eventos Cla Lauquen, en donde brindó una charla sobre “Liderazgo y trabajo en equipo”,  que estuvo orientada a dirigentes, deportistas, docentes, comerciantes, RRHH, motivadores y mucha gente de rugby, atraída por la personalidad del “Tano”, que supo volcar su rica experiencia como jugador y Técnico del SIC y de la Selección Nacional, Los Pumas, jugando en gran cantidad de países y además dirigió en Inglaterra y  participó como dirigente o asesor en la Unión Argentina de Rugby.

Tras la bienvenida dada por el Presidente del Club, Federico Raineri y luego de recibir el Decreto del Concejo Deliberante entregado por su presidente, Alberto Capriroli donde se lo declaró ‘Visitante Distinguido’, Loffreda agradeció las atenciones y la invitación, a todos los que hicieron posible su presencia en 9 de Julio, en particular a la sub-comisión.  Contó sus experiencias como deportista que lo llevaron por muchos lugares del mundo al tiempo que dijo que “es un honor estar en una ciudad de muchos años donde se juega al rugby ya que es muy bueno que sea así, por el aporte que el deporte brinda a la vida”.

Contó experiencias, vivencias y aprendizajes; dejando como mensaje su deseo de compartir las posibilidades que tuvo desde el deporte pero que le pueden ser útiles a otros en el ámbito que sean, la familia, lo personal, relaciones con amigos, sociales y laborales.

Destacó la importancia que la regla del rugby donde el árbitro es muy respetado y siempre tiene razón y no se le discuten sus decisiones, sea trasladada a la vida y así habría muchos cambios importantes en la sociedad, ya que el respeto es a la autoridad y al otro.  Comentó: “a veces el árbitro no está, por que no pudo salir a la cancha o se enfermó y ante una situación como ésta, nosotros debemos asumir el compromiso y la alta seriedad para transformarnos en árbitros desde un lugar objetivo – lo que es todo un desafió –  ya que tenemos que tener el equilibro para ser árbitros de nosotros mismos, por lo tanto tenemos que tratar de forjar nuestra vida desde una gran integridad con principios y valores que serían fundamental para llevar adelante el partido de tu vida, la que trasladada a la sociedad promovería importantes cambios”.

Quedó el deseo de que se repita este tipo de experiencias, por todas las enseñanzas y reflexiones que dejan.



Los comentarios se encuentran cerrados